Blogia
El Blog de la Hiperactividad

Las jornadas en el día de Ciudad Real

Las jornadas en el día de Ciudad Real
Luis Rojas Marcos impartió una conferencia en las jornadas sobre TDAH

“Es necesario que el Estado les apoye y se adapte de forma justa”

AYER. CIUDAD REAL

Un mensaje de optimismo y de esperanza hacia el futuro. Eso es lo que quiso transmitir ayer el prestigioso psiquiatra Luis Rojas Marcos en las III Jornadas de Amhida sobre Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad, TDAH, celebradas en la UCLM.

En su ponencia, titulada ‘La fuerza del optimismo ante el TDAH’, destacó la importancia de ver el pasado con los recuerdos positivos de las cosas que se han hecho en la vida y de explicar el presente donde uno no se culpabilice pensando que los reveses son pasajeros. “Esto es importante no sólo para quien padece este trastorno, sino también para los familiares, para el sistema educativo y para la sociedad en general”, precisaba.

Rojas, que sufre TDAH, aseguraba a este diario que se ha tratado a sí mismo y añadía que cuando uno se hace mayor “la energía va apagándose”. Cuando era niño no se conocía este trastorno, (es relativamente nuevo), y se achacaba más a un tema de personalidad o carácter. Así, Rojas era un niño travieso, inquieto y mal estudiante. “Cuando tenía 14 años de ocho asignaturas me suspendieron cinco”, decía, sin embargo, estos problemas de aprendizaje no frenaron su ahora reconocida trayectoria profesional en la psiquiatría que le ha llevado a ser miembro del Consejo de Medicina del Estado de New York y miembro vitalicio distinguido de la Asociación Americana de Psiquiatría, entre otras.

“Es que he tenido a mi alrededor gente que era optimista”, señalaba sonriendo. La vicepresidenta de Amhida puntualizaba que los que sufren TDAH “son muy enérgicos, tienen mucha iniciativa, creatividad y habilidades”.

Pero para poder desarrollarlas hacen falta regulaciones especiales a juicio de Rojas en el sistema educativo. “Hay que tratar a estos niños con la misma igualdad en cuanto al saber, pero hay que tener en cuenta que son niños que necesitan un poco más de tiempo a la hora de presentarse a exámenes, aulas con menos ruido y un cierto tiempo libre”, explicaba.

En este sentido, Rojas manifestaba que en New York, donde es profesor de Psiquiatría en la Universidad, hay una ley estatal que obliga a hacer una serie de ajustes protocolarios si tienen un alumno con TDAH. “Cuenta con más tiempo para hacer los exámenes y si tienen que salir para echar una carrerita de vez en cuando lo hacen”, apuntaba. En New York se ve como algo normal y en ningún momento se hacen constar en su expediente, para evitar que sufra el estigma de adulto. Y es que sin apoyo, los TDAH adultos pueden tener dañada su autoestima y caer en depresión. “Además de la conciencia, el apoyo y el entusiasmo de las familias, es necesario que el Estado les apoye y se adapte, de forma justa y sin darles beneficios, a ellos”, manifestaba.

Rojas reconocía los logros que se han conseguido en los últimos años y valoraba la celebración de las jornadas como un “ejemplo positivo de la inquietud que tiene la sociedad y no sólo personas que están afectadas”.

informa
SYLVIA GONZÁLEZ
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres