Blogia
El Blog de la Hiperactividad

OTRO ARTICULO MAS

La hiperactividad y la escuela
Paqui Chaves   
Imprimir
E-Mail
21 nov 2008 actualizado 12:49 CET :: Leído 43 veces
Tenía el dictamen médico en las manos y una mezcla de sentimientos que tampoco quería pararse a examinar. Después de 25 años de hablar con todos sus profesores, de soportar la sonrisa compasiva de algunos de ellos que la conocían y no se atrevían a expresar con palabras lo que pensaban, una madre más que busca excusas para su hijo, de escucharles decir que era un niño que no daba problemas pero no entendían qué pasaba, de visitas a psicólogos y equipos pedagógicos, pero sobre todo, de ver a su hijo triste, desanimado, acomplejado porque sus amigos y compañeros, con menos esfuerzo y menos capacidad que él, terminaban una carrera universitaria que se le atragantaba, por fin tenía la certeza escrita en el papel.

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. Los 25 años de búsqueda de respuestas se habían compensado en apenas media hora con la psiquiatra que, con su mirada experta y sus preguntas encaminadas, no tenía ninguna duda: se habla mucho de hiperactividad en adultos pero no es tal, lo que hay es una hiperactividad infantil sin diagnosticar, como es tu caso.

La madre explica a la psiquiatra que un profesor le llegó a decir: hoy ha intervenido tu hijo en clase y me ha dejado impresionado por el nivel de su intervención. Normalmente está sentado ahí detrás, sin decir nada, y parece que no se entera, pero lo de hoy ha sido extraordinario. Aquello que sorprendía a los profesores y hasta a la propia psiquiatra, que estuviera tranquilo en clase y no diera problemas, tenía una explicación tan sencilla como inteligente, mientras los profesores disertaban él se dedicaba a pensar en otras cosas.

Ahora la madre piensa cómo habría sido la vida de su hijo si la profesora que le dijo que era el único niño de seis años de la clase que aún no sabía leer hubiera tenido el dictamen médico en las manos. Qué habría pasado si, en lugar de recetarle un campamento de verano, que para el chico fue un castigo, hubiera tenido su tratamiento médico. Cómo se hubieran desarrollado las cosas si el equipo psicopedagógico que le vio y le explicó que algo no estaba bien, porque su nivel de inteligencia era muy superior a lo que expresaban sus test, hubiera sabido encaminar el proceso.

Nada puede cambiar el pasado pero el dictamen de ahora ha cambiado ya el presente de su hijo y está empezando a cambiar el futuro.

Pensar en el pasado sólo sirve para reforzar su idea de que no se les puede dejar a los profesores toda la responsabilidad para detectar casos como este porque, cuando sucede como entonces, que el niño no era problemático, que acudía a clase encantado, que tenía unas notas en el nivel medio, que aprobó en junio COU y la selectividad sin mayor problema..., se necesitan opiniones expertas y formas efectivas para sacar a la superficie estas cosas y otras similares que necesitan ser tratadas convenientemente o acabarán con la frustración de muchos chicos.

En algunos países con mejores resultados académicos está implantada la evaluación mental, intelectual o psicológica de los niños desde pequeños y periódicamente, como forma de conocer mejor la capacidad de cada uno y poder adaptar el currículo a esas características. Parece evidente que eso podría ayudar a detectar muchos casos, como este o de otra índole, que ahora pasan desapercibidos, con el consiguiente perjuicio y la natural frustración. Porque ella se pregunta, siempre que escucha eso de adaptación curricular, ¿adaptarse a qué? ¿quién hace el diagnóstico?

Se está elaborando la Ley de Educación de Extremadura y, probablemente, ese es el ámbito adecuado para tener en cuenta estas cosas. Entiende ella que estudiarán lo que se está haciendo en esos otros países con mejores resultados académicos y sacarán conclusiones para mejorar el sistema educativo y conocer de verdad lo que necesita cada una de las personas que tienen en sus manos a lo largo de muchos años. Porque, como dijo Mounier, educar no es sino hacer personas y las personas se generan por innovación, no por domesticación. Hagamos que la innovación vaya más allá de tecnología.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres