Blogia
El Blog de la Hiperactividad

¿VOSOTROS CREEIS QUE ARTICULOS ASÍ NOS BENEFICIAN A TODOS?

Yo al menos empiezo a cansarme de este tipo de mensajes que para mi buscan un objetivo evidente.  

El psiquiatra recomienda

Por Dr. Guerrero Heredia /

 

Psiquiatría postmoderna II


Hasta hace muy poco tiempo, los psiquiatras y psicólogos clínicos mantenían la hipótesis de que  el trastorno de déficit de atención e hiperactividad desaparecía con la infancia y que el adulto estaba exento de este diagnóstico. 

 

Data reciente acaba de comprobar que aproximadamente el 50% de los niños con TDAH continuarán presentando los síntomas durante la adolescencia y adultez.

 

Esto quiere decir que entre el 3 al 5% de los adultos tienen este desorden por lo que se convierte en uno de los diagnósticos más comunes de la psiquiatría postmoderna.

 

Los adultos con esta condición tienen una disfunción en el ámbito social, funcional, biológica y psicológica. 

 

Por ejemplo, del punto de vista social y funcional estos adultos tienen problemas manteniendo los trabajos, presentan en muchas ocasiones tendencia al abuso de sustancias (recientes estudios neuropsicofarmacológicos demuestran que el abuso de psicoactivos es una forma de “automedicarse” y de controlar los síntomas de hiperactividad e inatención).

 

Las conductas antisociales son también comunes en estos individuos, al igual que los comportamientos autodestructivos como serían manejo temerario y alta velocidad, práctica de deportes extremos, e involucramiento en actividades riesgosas.

 

La patología cerebral del trastorno de déficit de atención e hiperactividad se basa principalmente en la disfunción  de neurotransmisores en la corteza prefrontal y conexiones cerebrales como son la noradrenalina y dopamina, así como defectos en el sistema colinérgico, gabaérgico y glutamatérgico, los cuales han sido poco estudiados.

 

El principal problema del diagnóstico clínico de esta patología es la gran cantidad de patologías comórbidas, o sea, otras enfermedades psiquiátricas que pueden existir junto al TDAH y otras que se pueden confundir con este diagnóstico.

 

Entre esas entidades que el psiquiatra y los psicólogos clínicos se confunden diagnosticando están:   el trastorno bipolar en fase maníaca, la ciclotimia, el trastorno de ansiedad generalizada, los trastornos del impulso y hasta enfermedades endocrinológicas como es el hipertiroidismo.

 

Es obligatorio que este diagnóstico sea manejado por médicos psiquiatras, ya que la medicación es el tratamiento de elección… continuaremos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres