Blogia
El Blog de la Hiperactividad

EN ARAGON DIGITAL NOS LO VUELVEN A DEJAR CLARO: NO ES UN PROBLEMA EDUCATIVO

 
 
La falta de neuropediatras y neuropsicólogos para tratar enfermedades como la hiperactividad o el déficit de atención infantil es una de los temas tratados en un congreso celebrado estos días en Zaragoza. Los doctores destacan la importancia de diagnosticar y tratar correctamente estos trastornos, que afectan al 4% de los niños.
Los expertos reclaman más formación en neuropediatría

Zaragoza.- La Sociedad Española de Neuropeadiatría celebra estos días en Zaragoza su congreso anual, un encuentro que ha congregado a numerosos expertos en la materia que han destacado la necesidad de impulsar en España esta especialidad para poder tratar “pronto y de forma eficaz” enfermedades como el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el autismo o la epilepsia. “Necesitamos más neuropediatras, mejor formados. Los pediatras conocen los temas relativamente bien, pero lógicamente la neuropediatría es una subespecialidad que hay que potenciar en nuestro país”, ha indicado el jefe de Neuropediatría en el Christopher’s Hospital for Children de Pnennsylvania.

Este tipo de trastornos afectan a un 4% de la población infanto-juvenil. Según han destacado los expertos, es fundamental diagnosticarlos “lo antes posible”, ya que los casos “evolucionan peor si no reciben un tratamiento pronto y correcto”, ha apuntado el jefe de Neuropediatría del Hospital La Fe de Valencia, Fernando Mulas.

En cuanto al tratamiento, los doctores remarcan que deben combinarse los fármacos con el seguimiento psicológico. En este sentido, Mulas ha añadido que “al igual que faltan neuropediatras también faltan neuropsicólogos que atiendan los aspectos clínicos de este tipo de sujetos. Las medicinas también son salud mental y es fundamental una cobertura neuropsicológica adecuada”.

Respecto al seguimiento farmacológico, los expertos consideran “importante” que los padres entiendan que los medicamentos “no son drogas” y que, en contra de lo que se cree socialmente, los efectos secundarios “son muy pocos”. No obstante, los doctores sí han incidido en que el tratamiento se inicie lo más tarde posible y que se combine con “una reestructuración del ambiente” familiar, social y escolar para que sea más efectivo.

Además, en el congreso se han presentado varios estudios sobre los últimos avances farmacológicos conseguidos en la materia, donde se demuestra que medicamentos como los psicoestimulantes están teniendo buenos resultados, no sólo en casos de TDAH, sino también en pacientes con epilepsia y autismo.

"Es un trastorno neurobiológico, no educativo"

Por último, los doctores han remarcado que trastornos como la hiperactividad o el déficit de atención infantil no tienen su origen en el tipo de educación recibida. El especialista, Alberto Fernández, ha afirmado que la frecuencia de estos casos no ha aumentado en comparación con épocas pasadas “pese a que sí que existe más conciencia social de su existencia”. “Un niño maleducado puede tener unos síntomas parecidos, pero eso no es un trastorno, simplemente tiene un perfil educativo inapropiado”, ha apuntado.

No obstante, los expertos consideran que “el exceso de tolerancia” actual y la falta de interacción entre las familias “sí puede haber influido en la intensidad” con la que se muestran los síntomas de esta enfermedad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres